10 momentos que nos maravillaron de la carrera de Ronaldinho

El brasileño de 39 años dejó un legado de títulos y en su despedida recordamos sus obras de arte en la cancha.
Tomada Instagram @santafe_oficial

Ronaldinho fue el crack que nos devolvió al mundo del llamado ‘Jogo bonito’. Este brasileño, de despedida en Colombia a sus 39 años, marcó una época con un palmarés envidiable como ganador del Balón de Oro, campeón del Mundial, de Copa América, Copa Confederaciones, de Champions League, de la Copa Libertadores, de la Liga de España, en fin, con una carrera brillante. Aún así, lejos de los títulos, estos fueron los momentos que se quedaron en nuestra memoria.

Arranque de ensueño

Los comienzos de Ronaldinho fueron el reflejo de lo que demostraría en su trayectoria, como un niño con capacidad sobresaliente y un joven futbolista de talento precoz que brilló desde sus 17 años como profesional en Porto en 1998.

Sello de elegancia

A sus 18 años, Ronaldinho disputó su primer partido oficial con Brasil en la Copa América en el triunfo 7-0 de su país contra Venezuela, a la que le marcó el quinto tanto de ese partido y su primero con la selección con un sello típico de calidad, magia y efectividad (ver minuto 1’37).

Golazo mundial

El título de Brasil en el Mundial del 2002, el último hasta el momento para la ‘Verdeamarelha’ tuvo un capítulo especial con un golazo en el triunfo contra Inglaterra. Un tanto digno de la magia de este crack a sus 22 años.

Gol sísmico

La llegada de Ronaldinho en 2003 a Barcelona generó mucha expectativa y fue tal que el primer tanto con el equipo catalán fue celebrado con tanta intensidad que se generó un movimiento telúrica en esa ciudad. Vibrante

El baile del Bernabéu

En la temporada de 2004-2005, Barcelona visitó a Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu y el ’10’ azulgrana se lució, con grandes jugadas y con un gol de fantasía que le permitió ganarse los aplausos de la hinchada rival.

El diferente en Italia

Con la llegada de Pep Guardiola a Barcelona, la salida de Ronaldinho fue inminente y su paso en Milán marcó un momento en el que el brasileño brillaba en un fútbol en donde pocas veces se veía tal despliegue de magia. Fue un jugador distinto con el ‘nerazurri’.

Una marca imborrable

El brasileño volvió a Suramérica y demostró que todavía tenía ambición, a pesar de que dejó atrás la gloria en Europa. Fue así como salió campeón con el humilde Atlético de Mineiro de la Copa Libertadores. Un hecho que lo catapultó en 2013.

Lo sufrimos

Entre los múltiples enfrentamientos de Colombia contra Ronaldinho a nivel de selecciones y de clubes, en la Copa Libertadores de 2014, un año tras ser campeón, nos dejó una joya de jugada contra Atlético Nacional, cuya víctima fue Alexander Mejía.

Engaño brillante

Ronaldinho fue un genio incluso para realizar los engaños más llamativos y uno de esos, en una acción perfectamente legal, la protagonizó en el fútbol brasileño en un partido contra Sao Paulo. Qué gran figura.

Ocho minutos de crack

El brasileño tuvo un breve paso por Querétaro en México y con ese equipo llegó a la final. Sin embargo, uno de los hechos más recordados fue cuando en 8 minutos, tras entrar al minuto 40 del segundo tiempo, tuvo para marcar dos goles y desplegar su calidad. Brillante a pesar de estar en el remate de su carrera en 2015.

 

¡Síguenos!